SANTO DOMINGO.- Las armas y municiones incautadas por las autoridades el día ocho de este mes en el muelle de Haina eran traídas por una red para venderlas de manera ilegal a las armerías.

Según el Ministerio Público, el presunto cabecilla de la banda, Julio Alfredo Abreu, a quien le incautaron 60 mil municiones y 15 kits de pistolas P-80 en un contenedor, se dedicaba al tráfico de armas que eran distribuidas para su venta en estos negocios.

Abreu, supuestamente, para cometer el tráfico ilícito, utilizaba de enlace a José Orlando Torres, junto a Francisco Manuel Lazala y Julio César Puello, quienes se encuentran prófugos.

Un juez de la Oficina de Atención Permanente de Santo Domingo Oeste le dictó medidas de coerción a Abreu y a su cómplice Federico Sosa Guzmán, además. declaró complejo el caso.

Anuncios