Captura-de-pantalla-2018-11-16-a-las-5.40.59-a.m.El Consejo del Poder Judicial (CPJ) suspendió a 19 empleados de la Jurisdicción Inmobiliaria, tras detectar la comisión de numerosas irregularidades que incluyen suplantación de firmas de personas muertas para hacer deslindes, registro de ventas irregulares, saneamientos múltiples de las mismas porciones de tierra y notificaciones en el aire.

El detonante fue el registro de unas ventas fraudulentas y se determinó complicidad con personal de la Dirección de Mensura Catastral de la Jurisdicción Inmobiliaria y Registro de Títulos.

Se registró una hipoteca con fecha de 2007 a nombre de una empresa que se constituyó en 2011.

Las investigaciones determinaron también la existencia de casos en que se hicieron deslindes de tierras sin notificar a los colindantes, para darles porciones de tierras a personas que no les correspondían o casos de otros que aparecían firmando haber recibido notificaciones a pesar de tener años fallecidos.

El Consejo del Poder Judicial apoderó a la Comisión Disciplinaria Administrativa para que abra un juicio disciplinario contra los empleados suspendidos.

Simultáneamente, el expediente fue enviado al Ministerio Público para que amplíe las investigaciones sobre posibles ramificaciones de las irregularidades que impliquen a personas externas al Poder Judicial.

Las pesquisas fueron conducidas por la Inspectoría General del Poder Judicial, que recomendó el juicio disciplinario y que se apoderara al Ministerio Público para determinar posibles tipos penales por parte de los imputados en el presente caso.

Fraudes comunes

—1— Multisaneamiento
Una misma propiedad es saneada varias veces por personas distintas.
—2— En el aire
Procedimientos a nombre de personas o notificaciones a otros falsificando su firma.
—3— En carpeta
Trabajos de mensura catastral en escritorios sin que los técnicos verifiquen la veracidad de lo que validan.

 

Anuncios