Un niño de un año y seis meses falleció mientras jugaba con una botella de agua en el patio de su casa, el infante residía con su madre en la sección Los Limones, del distrito municipal el Pozo, de Nagua.

El infante era hijo de la nombrada IRISCANIA SANTOS PEREZ, dom., 23 años de edad, residente en la dirección antes mencionada.

La certificación del médico legista indica que el menor falleció a consecuencia de ASFIXIE POR INMERSIÓN.

La versión preliminar de la tragedia es que en momento en que este se encontraba jugando en el patio de su casa se le cayó una botella en un cubo de agua, siendo así como el menor intento sacar la botella se sumergió en el cubo, siendo encontrado por su madre. En cuanto al cadáver fue enviado al instituto de ciencia forense (INACIF) aquí en San Francisco de Macorís.

Anuncios