Autoridades de salud, estatales y de NYC, están investigando el caso, más allá de la policía

Los funcionarios estatales retiraron ayer la licencia de la guardería “María Cortez” en Kingsbridge Heights, luego de que el esposo de la dueña fuese acusado de violar durante años a una niña bajo su cuidado.

La Oficina de Servicios para Niños y Familias del Estado de Nueva York (OCFS) dijo a New York Post que estaba “horrorizada por las acusaciones” contra el anciano Alberto Hernández (60).

“La OCFS está suspendiendo de inmediato y se está moviendo para revocar la licencia del proveedor de cuidado infantil en espera del resultado de una investigación sobre el asunto”, dijo un portavoz en un comunicado.

La víctima de 13 años de edad dijo que Hernández la violó desde que tenía 6 años hasta los 10 en la guardería, ubicada dentro de un apartamento, atendida por su esposa, María Cortez.

El sospechoso fue arrestado el miércoles por la noche y acusado de 13 cargos, entre ellos violación, asalto sexual depredador contra un menor y contacto por la fuerza.

Debe regresar a la corte el 7 de mayo, cuando un gran jurado decidirá sobre su caso.

Anuncios